Día del Trabajador: Mirosevic y el pago de la empresa Cruzados

“Es hora de que los futboleros criollos pasen de ser hinchas/consumidores a socios participativos que cuiden la historia, tradiciones, identidad y a los deportistas de su club”.

ignacio_sanchezPor Ignacio Sánchez del Campo | Cientista Político UDP, dedicado a la investigación de Políticas Públicas en las áreas de Inclusión Social, Deportes e Infancia. Fundador y Presidente del Club Deportivo Francisco Bilbao (ramas deportivas: rugby masculino y femenino; senderismo y montañismo; futsal femenino). En Twitter es @ignaciobilbao.

“El día de ayer, el Sr. Milovan Mirosevic, comunicó a través de su cuenta personal de Twitter que su contrato no sería renovado por el Directorio”.

Si usted no es un entendido sobre el deporte nacional, el párrafo anterior aplicaría para narrar la situación que cualquier trabajador vive, vivirá o ha vivido en su vida. Sin embargo, sobre Mirosevic sabemos que es un trabajador que se desempeña como futbolista profesional y que tiene un contrato con la empresa Cruzados SADP, la cual administra únicamente a la rama deportiva más rentable del Club Deportivo Universidad Católica.

Si usted acepta que el fútbol chileno es un mero negocio, el directorio de la empresa está en el pleno derecho de finiquitar un contrato. ¿Cuál es la noticia entonces?,  pues no debiera haberla. ¿Pero que pasa para los que no aceptan ver el fútbol como un negocio? ¿Qué pasa con los que vibran con los colores e historia de sus clubes? Este mes comienza tristemente para los verdaderos hinchas de la UC, pero también, para todos los hinchas que creen que el fútbol es amor y pasión, un sentimiento que se hereda o que es invaluable. Que es intransable en la Bolsa de Santiago.

Hoy, no sólo el hincha cruzado debiera sentir este actuar, sino también el “cacique”, el loíno, el wanderino, el ranguerino y tantos otros. Milovan mostró amor por su club, dio la vida en cada balón y trató de levantar al equipo cuando sus compañeros agachaban la frente. Jugadores “cruzados” (y futbolistas en general) como él, hay pocos. Y cada vez habrán menos, producto del sistema que se instauró.

Un sistema que venera la máxima de nuestros tiempos desechables: “Usar y Botar”. Un sistema donde ganar dinero es más importante que ganar un espacio en el Palmarés Nacional. Un sistema donde el consumidor es más importante que el hincha que va al estadio o el socio del club. Un sistema donde “traer un jugador barato y venderlo caro” es más importante que honrar a un capitán que dio todo por el amor a su camiseta y la gente que la compone.

Amigo cruzado, no permita nuevamente que traten así a sus referentes. ¿o está esperando que sus hijos sufran viendo cómo los accionistas mayoritarios de la empresa cruzada van a hacer lo mismo con Cristopher Toselli? Que esto suceda es, lamentablemente, sólo cosa de tiempo. Es hora de que los futboleros criollos pasen de ser hinchas/consumidores a socios participativos que cuiden la historia, tradiciones, identidad y a los deportistas de su club.

Lo alentador en este caso es que han sido mayoritarias las voces que se han escuchado respaldando al “Milo” por su capacidad, entrega y ejemplo deportivo para Católica. Estos méritos son más que suficientes para considerarlo un gran referente cruzado, desde donde puede seguir aportando por ejemplo con su técnica o experiencias formativas para las inferiores. Lograr esto será una gran señal para demostrar que los ídolos merecen un trato digno por parte de sus clubes e hinchada.

Foto: ferplei.com